Al este de Gredos, con su cabecera en lo alto del puerto de Casillas, y abriendose al norte hacia el embalse del Burguillo en el cauce del río Alberche, el Valle de Iruelas está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y su vez, es considerado como uno de los rincones más valiosos de toda la serranía de Ávila desde el punto de vista biológico. A ello contribuye, sin duda, la presencia de una nutrida población de buitres negros, cifrada  en unas 80 parejas reproductoras.
Sus cotas más altas se registran  en el Pico de la Parra 1635m. En la parte oriental; en la Escusa 1959m. En la zona suroccidental; y en el Canto del Berrueco 1820m. Y el Pico de Casillas 1786m en el sur, a ambos lados del citado puerto de Casillas.
En el fondo del Valle estás recorrido por un arroyo de aguas bravas, de amplio caudal, resultado de la sucesiva conjunción de varios afluentes más modestos, como el de la Valsaína, la Encinilla o la Solana del Toro.
Este espacio natural al sureste de la provincia de Ávila, se amplía, sin perder su denominación, hacia Navaluenga por las faldas noroccidentales del Pico de la Escusa, incluyendo parajes de extraordinario valor ecológico.