SPuente sobre el río Tormesale de El Barco de Ávila una carretera comarcal, la C-500, que corre paralela al Tormes y bordea Gredos, en la que en líneas generales los pueblos se sitúan a la izquierda de la carretera en la solana y en la que a la derecha, en la umbría, puede irse admirando toda la sierra. Una forma sumamente sugerente de realizar este recorrido sería la de ir recorriendo las torres de las iglesias de los distintos pueblos y utilizarlas como observatorios sobre la sierra de gredos. Son torres únicas en su configuración, torres exentas o al menos con entrada independiente que ya nacieron con vocación de vigías sobre los caminos y la sierra de Ávila.

Cualquiera de los pueblos bien merece una parada. Imprescindible son el conjunto de arquitectura popular de Bohoyo, el puente y la iglesia de la Aliseda, Zapardiel de la Ribera con la más colosal de las torres, Navalperal de Tormes como entrada hacia las Cinco lagunas de Gredos, Navacepeda de Tormes que además de una interesante iglesia tiene, cerca del pueblo, en la garganta de Balbellido, la más hermosa de las piscinas naturales que imaginar se puede bajo el llamado Puente de las Paredes, y finalmente Hoyos de Espino (de allí sale la carretera hasta la plataforma de gredos) y Navarredonda de Gredos como los pueblos que acogen el mayor núcleo del turismo en el Norte de Gredos, y cuentan con una buena oferta gastronómica y de ocio alternativo.