Gastronomía de la Sierra de AvilaPara completar este recorrido, y en cuanto a gastronomía nos referimos, en cualquiera de sus ventas se puede degustar la afamada "ternera de carne de Avileño del Valle Ambles", el chuletón de Ávila, los productos de la matanza, una sabrosa oferta chacinera en Muñana, las patatas revolconas, cocido, queso de cabra de la Sierra de Ávila, carnes de cabrito, cordero y cochinillo y para finalizar los dulces típicos, como las famosas yemas de Ávila, miel, rosquillas, flores, huesillos, etc...

En esta zona hay numerosas casas de alojamiento rural cercanas a la capital, donde poder disfrutar de la tranquilidad del campo y el contacto con la naturaleza, así como, una visita guiada a Ávila que bien merece la pena recorrer sus callejuelas, visitar sus monumentos, como la Muralla, sus iglesias y palacios renacentistas, sus museos, etc… Degustar sus típicos pinchos y tapas es algo que el visitante no puede pasar por alto en su camino.